¿Qué es una convulsión y qué hacer en caso de emergencia con alguien que está convulsionando?

Las convulsiones son síntomas de un problema cerebral y ocurren por una actividad eléctrica anormal súbita en el cerebro.

0
810

Estadisticamente, 1 de cada 10 personas tendrá una convulsión en algún momento de su vida, pero ¿qué son exactamente las convulsiones?

El cerebro trabaja a través de las neuronas, quienes se comunican entre sí de forma sincrónica a través de descargas eléctricas estimulantes e inhibitorias, en un cerebro funcionando correctamente se logra un balance perfecto entre estas corrientes, cuando se pierde este balance a favor de las corrientes excitatorias es cuando ocurre una convulsión y se muestra en el cuerpo como perdida (o no) de consciencia con movimientos involuntarios, los cuales pueden ser en una parte del cuerpo o generalizados.

Las convulsiones se relacionan a muchas causas, muchas en el cerebro y otras a nivel sistémico; no siempre las convulsiones son signos de alarma, por ejemplo, muchos niños convulsionan cuando tienen fiebres muy altas y esto no quiere decir que seguirán convulsionando a lo largo de la vida, también una baja de azúcar muy fuerte puede provocar convulsiones. A nivel del cerebro, los traumatismos y tumores también pueden causar convulsiones. Se usa el término de epilepsia cuando ha ocurrido más de dos episodios o cuando se ha encontrado la causa de la convulsión.

No siempre se conoce la causa de las crisis convulsivas, hay personas que pueden estar predispuestas genéticamente y esto no quiere decir que tendrá o tiene problemas cognitivos o de cualquier otro tipo. Gracias al avance de la medicina existen medicamentos que permiten controlar y evitar las convulsiones, sin embargo, siempre existe la posibilidad de ser testigos de alguien convulsionando, y en ese caso hay que saber actuar.

¿Qué debo hacer si observo a alguien convulsionar?

Mantener la calma y pedir ayuda: No te desesperes, si estás solo con la persona que convulsiona llama a una ambulancia o bomberos antes que cualquier otra cosa.

Si la persona ha perdido la consciencia y presenta movimientos generalizados, ponla en el suelo con una almohada o algo suave que este a su alcance para evitar golpes muy fuertes en la cabeza.

También debe soltar prendas ajustadas que puedan hacerle daño: corbatas y cinturones principalmente.

Otra medida para evitar golpes es retirar cualquier mueble u obstáculo que se encuentre alrededor de la persona convulsionando.

Revise que está respirando correctamente: es importante evaluar que la persona no tenga nada en la boca. Se tiene la creencia de que se debe poner algo en la boca para evitar que se muerda la lengua, sin embargo, se ha demostrado que colocar algún objeto es más peligroso que la posibilidad de que eso ocurra, pues puede provocar que la persona se atragante y deje de respirar. Con verificar que no tiene nada en la boca y colocar su cara hacia un arriba ligeramente de lado, es suficiente.

Acompañe y detallé lo que le ocurre a la persona hasta que llegue la ayuda, una vez haya finalizado la crisis, debe asegurarse que está a salvo y que recibirá la atención necesaria.

¿Cómo disminuir el cansancio de los ojos?

 

Dejar una respuesta